Sí, el Aceite de Oliva puede llegar al estado de congelación. Pero no es ningún problema.